Seguro que alguna vez has oído eso de los kits para bodas y si no es tu caso, no te preocupes, que hoy hablaremos un poco de ellos y de todo lo que podrán hacer por ti. Los kits son pequeños packs que contienen diferentes productos, que cambiaran dependiendo de a qué posible situación esté enfocado ese kit.

Las ventajas de usar los kits en tu boda o evento

Hace ya algún tiempo que se están usando y cada vez más, y no es de extrañar. Sus ventajas son varias. Por una parte sorprenderás a tus invitados y podrán comprobar el mimo y cuidado con el que has planificado cada pequeño detalle de tu boda o evento.

 

Otra de sus ventajas es la comodidad que suponen, tendrás todos esos productos en pequeños envoltorios individuales, perfectos para  que tus invitados puedan coger el suyo. Además no tendrás que buscar cada uno de esos productos por separado, sino que, adquiriendo uno de estos kits ya los tendrás todos y en dosis individuales.

 

El rango de precios suele variar dependiendo del contenido del kit, pero suelen ser bastante asequibles y con muy buena relación calidad-precio. Las diferentes presentaciones en las que puedes obtenerlos y la posibilidad de personalizarlos, los hacen únicos.

Son unos productos muy versátiles, que pueden adaptarse exactamente a lo que estás buscando. Todos tus invitados podrán beneficiarse de ellos y dar un plus a su grata experiencia en tu día. Veamos algunos ejemplos más comunes.

1.- Kit anti resaca

Este es uno de los más demandados y no es de extrañar. Ya se sabe que en toda fiesta se hacen algunos excesos y con este kit, tus invitados te seguirán adorando al día siguiente. Con productos como tapones para los oídos, chicles de menta o café soluble, por ejemplo, ayudarás a tus invitados a sobrellevar la resaca. Puedes ver nuestros consejos en nuestro post sobre kits anti resaca.

2.-Kit de emergencia/supervivencia

¿Qué podemos hacer si en mitad de nuestro evento alguno de los invitados sufre un ligero contratiempo? Pues este kit nos da soluciones para esas pequeñas situaciones que pueden fastidiarnos el día. Lima de uñas, tiritas, alfileres…etc. Todo eso y más puede ir dentro de ese kit con el que tus invitados salvarán su día.

3.-Kit para niños

No podemos olvidarnos nunca de los niños. Ellos reciben estos pequeños detallitos con mayor ilusión si cabe. Kits adaptados para ellos con pomperos, alguna chuche o libros para colorear serán buenos aliados para entretener a los más pequeños de la casa.

4.-Kit de baño para invitados

Todos necesitamos algún pequeño retoquito de vez en cuando, y con estos kits tus invitados tendrán todo lo que necesiten para estar perfectos. Estos son unos kits que se colocan en los aseos, normalmente en unas cestitas con todos los productos a mano para tus invitados.

Los kits suelen ser unisex, pero en este caso en concreto sí que se pueden hacer unos específicos tanto para mujeres como hombres. Para ellos puedes poner algunas cosas como desodorantes, gomina, pañuelos de papel, etc. Para ellas, estaría bien pensar en cosas como toallitas, productos de higiene intima como tampones o compresas, crema de manos, pañuelos de papel, etc.

5.-Kit de fiesta

Llega el momento de la fiesta  y tus invitados se lo pasarán pipa con estos kits. Dale uno a cada uno de ellos y que empieza la marcha. Confeti, gafas de luz o antifaces, por ejemplo, harán tu fiesta mucho más épica para que tus invitados la disfruten a tope.

Recuerda que una de las cosas buenas que tienen los kit, es que puedes personalizarlos y adaptarlos perfectamente a lo que estás buscando y si no encuentras uno que te guste, siempre puedes crear uno nuevo perfecto para ti y tus invitados. Definitivamente estos kits serán uno de tus grandes aliados para hacer de tu boda o evento un día inolvidable.