La tradición de la boda

En torno a las bodas existen numerosas tradiciones, nos vienen de años atrás y muchas de ellas no sabemos ni porque las seguimos repitiendo y sobretodo cual es su significado real. Hoy hablaremos un poco sobre una de las tradiciones más arraigadas en las bodas.

La tradición  nos dice que en una boda la novia debe llevar algo azul, algo viejo, algo prestado y algo nuevo. Normalmente acatamos esta costumbre pero sin saber muy bien por qué. Nuestras madres y abuelas los hicieron en su día y es por esto mismo que ni tan siquiera nos planteamos su origen.

1.-Algo azul:

Llevar en tu look de novia algo azul puede parecer complicado, pero nada más lejos de la realidad. Puedes añadir este color en pequeños elementos como una tira en tu liguero, en alguna joya, en un adorno para el pelo, cocido en el interior de tu vestido, etc. El  color azul en una boda significa la pureza, compromiso y amor de la novia hacía su futuro matrimonio.

 

2.-Algo viejo:

Llevar algo viejo en tu boda significará todo tu pasado, lo que has vivido y los lazos que siempre te seguirán uniendo a tu familia y amigos. En este caso las novias suelen lucir reliquias familiares, que puedan haber pasado de generación en generación, o si no es el caso siempre suele ser algo cargado de valor sentimental por la persona que te lo regala. Por ejemplo, los pendientes de tu abuela, el velo o las joyas de tu madre, unos zapatos especiales, etc.

 

 

3.-Algo nuevo:

Este puede ser el elemento más sencillo de cumplir el día de tu boda, ya que tendrás que hacerte con algo nuevo para tu look de ese día. Normalmente ese algo nuevo suele ser el propio vestido de novia, aunque en algunos casos que las novias deciden llevar el vestido de un familiar o un vestido vintage, ese algo nuevo puede ser el velo, las joyas, los zapatos, la lencería, etc. Como su propio nombre indica, ese algo nuevo representa el nuevo futuro que está por venir junto a tu pareja y que comienza en el día de tu boda.

 

 

4.-Algo prestado:

Esta es una tradición con gran valor sentimental, ya que ese algo prestado debe dártelo alguien que ya esté felizmente casado, por lo cual te transmite esa felicidad de un matrimonio sano, respetuoso, fiel y feliz en el día de tu boda. Pueden ser  las joyas que luzcas ese día, un broche especial, algún adorno para tu peinado de novia, un alfiler en tu ramo de novia. Las opciones son varias y todas cargadas con mucho cariño.

 

 

Como has podido comprobar anteriormente, estas tradiciones que seguimos conservando a día de hoy en las bodas están cargadas de buenas intensiones, amor y grandes deseos de felicidad para la pareja. Son costumbres arraigadas en nuestra cultura que seguimos practicando como el primer día y son ese conjunto de pequeños detalles los que conforman una boda y le dan ese valor sentimental que recordaremos siempre.

Cuéntanos en los comentarios si ya sabias el origen de estas tradiciones y qué elementos utilizaste o utilizarás para seguir conservando esta tradición en tu gran día.