Cuando hablamos de una boda, parece que siempre se le da mayor protagonismo al estilo de la novia que el del novio, afortunadamente esto ha ido cambiando con el paso de los años, y es que cada vez más, se le da la importancia que se merece. Para ellos también es su gran día y hay que cuidar al detalle todos y cada uno de los aspectos de su estilo.

 

 

Como no podía ser de otra manera, el mercado también se ha ido adaptando con los años, proporcionando más opciones, que sus clientes ya pedían a gritos. Atrás quedaron los tiempos en los que el novio debía vestir de riguroso negro, zapatos incluidos.

Los zapatos de vestir para tu boda

Diferentes modelos, texturas y colores se entrelazan para aportar mayor personalidad al look de el o los novios en el día de su boda. De ellos dependerá la elección basándose en la comodidad, estabilidad, calidad, color, texturas y materiales. Cabe destacar, que la gran mayoría de ellos se fabrican en piel, puesto que son duraderos, de calidad y muy cómodos.

 

 

Vamos a hacer un pequeño repaso por los modelos más demandados actualmente en cuanto a moda nupcial se refiere. Desde los más clásicos a los modernos, todos ellos tienen un encanto especial  que se reflejará en tu gran día.

1.-Zapato Oxford.:

Los zapatos Oxford suelen ser en su mayoría negro o marrones, con punta estrecha y con cordones. Por norma general se fabrican en cuero y con punteados en las costuras. Este es el modelo más clásico pero que nunca pasa de moda, además es cómodo y elegante. Perfecto para tu gran día.

2.-Zapato Derby o Blucher:

Este tipo de zapato es muy similar al Oxford, pueden llegar incluso a confundirse. Pero el zapato Derby presenta una horma más ancha, lo que le da un toque más casual y le aporta una comodidad extra.

3.-Zapato Monkstrap:

Este zapato, en concreto, se encuentra a mitad de camino entre un Oxford y un mocasín. Es más formal que el mocasín pero menos que el Oxford. Se caracteriza por su cierre en hebilla, el cual puede tener  una o dos, dependiendo del modelo, lo que permite una mayor rapidez a la hora del cierre. Se adaptan al pie con mayor facilidad  y es perfecto si buscas confort sin perder un ápice de estilo.

4.-Zapato Mocasín:

Los mocasines son un unos zapatos que se caracterizan, principalmente, por no tener ningún tipo de elemento de sujeción, como puede ser cordones o hebillas. Pueden tener ciertos adornos en el empeine, aunque no suele ser común.

Se componen de una pieza que se calza de un solo gesto. Son más fáciles de poner y aunque años atrás no se le consideraba un zapato de vestir, hoy en día la variedad de modelos y materiales les han aportado una nueva vida. Pudiéndolos usar desde un paseo diario hasta ocasiones mucho más especiales, como puede ser el día de tu boda.

5.-Bota Chelsea:

Esta bota le aportará a tu look un toque de personalidad único. Se trata de un zapato de caña baja (por los tobillos) que no lleva cordones, ni hebillas, pero que cuenta con unos elásticos a ambos lados del pie, lo que permite su ajuste perfecto.

Suelen ser modelos lisos de piel, marrones o negros son los más comunes, aunque como bien sabemos, existen infinidad de colores y combinaciones posibles.

6.-Tenis:

Ir en deportivas a una boda ahora es posible. Hace años esto habría sido impensable, pero hoy en día cada vez esta mas popularizado entre los novios. Le da un toque de modernidad al look y combinándolo con un traje slim quedará estupendo. Todo ello sin hablar de la comodidad, que se verá incrementada notablemente si te decantas por ese tipo de calzado. La posibilidad de combinar colores y materiales te abre un abanico inmenso de posibilidades.

 

 

No renuncies a lucir tus zapatos en el día de tu boda. Opta por la opción que más se adapte a ti y dales la importancia que se merecen. Con ellos podrás entrar pisando fuerte en un día tan importante para ti y los tuyos.