¿Qué es un Wedding Planner?

Seguro que todos han oído hablar de la figura del Wedding Planner, podemos tener alguna idea de cuál es su trabajo, o por el contrario, ni imaginárnoslo. Pongámonos un poco en situación.

Debemos trasladarnos a Estados Unidos, allá por los años 50. Empezaba a tomar fuerza la incorporación de la mujer al mercado laboral y esta fue una de las maneras en las que lo hizo. De ahí nació la idea de contar con este profesional del sector para hacer tu vida mucho más fácil. Fue tanta la acogida que tuvo y ha seguido manteniendo que se calcula que aproximadamente el 75% de las parejas estadounidenses contratan este servicio para organizar su boda actualmente.

En España tardó unos años más en llegar esa figura a nuestro mercado laboral, y es que, no fue hasta el 2009 cuando realmente se implantó el concepto en nuestro país de forma más generalizada. Aún así, es un mercado que sigo en continuo crecimiento y el cual se va conociendo poco a poco.

 ¿De qué se ocupa realmente un Wedding Planner?

Es el encargado de la organización y la coordinación de todas las gestiones relacionadas con el día de tu boda. Nos referimos con esto a que desarrollamos la idea de tu boda ideal para ti. ¿Cómo lo hacemos? Pues desde un primer momento nos encargamos de ayudarte con todos los trámites burocráticos, la búsqueda del lugar de celebración, propuestas de proveedores de la boda, decoración, ambientación de la boda y todos los trámites y gestiones necesarias hasta llegar al gran día. Pero nuestro trabajo no acaba ahí, ya que te acompañamos en el día de tu boda desde el primer momento, cuidando y coordinando los detalles y procedimientos establecidos de la boda, para que los novios no tengan que preocuparse más que disfrutar todos y cada uno de los momentos memorables que les proporcionará el día de su boda.

En definitiva, nos reunimos con vosotros, nos cuentan vuestra idea inicial y a continuación la vamos desarrollando y dándole forma poco a poco, hasta conseguir tu boda ideal, y es que cada pareja de novios es un mundo y cada boda es diferente. Y una vez tengamos la organización desarrollada, comprobamos y velamos en el gran día para que todo salga según se ha establecido, y así vosotros solo os preocupéis de una cosa, de disfrutar.