¿Ya sabes dónde ir en tu Luna de Miel?

Sabemos que organizar una boda puede ser un trabajo muy estresante, y que cuanto más cerca está la fecha, más nervios se acumulan en nuestro cuerpo causando en ocasiones grandes estragos. Tanto si eres una persona despreocupada o perfeccionista no cabe duda, que estarás deseando que llegue el momento del viaje de novios.

Tan arraigado está el viaje de novios tras la boda, que en España está estipulado por ley la concesión de 15 días de descanso remunerado al contraer matrimonio. Siempre y cuando se demuestre con los documentos necesarios la validez de ese matrimonio.

¿Sabes de dónde viene la tradición de la Luna de Miel?

Ya hemos visto que en una boda se recogen una infinidad de tradiciones, y el viaje de novios no podría ser menos. En este caso, la luna de miel no tiene un origen concreto, ya que en el pasado fueron muchas las culturas que hacían referencia a la luna y a la miel como tal para los rituales de la boda.

Dependiendo del lugar, los novios debían cumplir ciertas costumbres, como en  los antiguos pueblos germánicos, en los que los novios debían casarse en las noches de luna llena y beber licor de miel durante el mes posterior a la boda con la finalidad de mantener la felicidad matrimonial y asegurarse la descendencia.

En el caso de Roma, era la madre de la novia la que regalaba a la feliz pareja una vasija de miel, que debía permanecer en la habitación del lecho matrimonial durante el mes siguiente a la boda, con el fin de aumentar la prosperidad y la virilidad del hombre.

La iglesia católica, por su parte, también adoptó el término, ya que la miel representaba la metáfora  perfecta para la idea de matrimonio concebida por la iglesia.  Esto último se debe a que la miel es un producto que no se corrompe con el paso del tiempo y que pasados los años se torna cada vez más dulce. A lo largo de los años, estas costumbres fueron desapareciendo y solo hemos mantenido el nombre (Luna de Miel) como referencia hasta nuestros días.

Los viajes de novios han ido cambiando a lo largo del tiempo, siguiendo modas y adaptándose a los gustos de cada nueva generación que tomaba el relevo de sus predecesores. Durante años los  paquetes prediseñados con destinos románticos y  blancas playas dominaban el mercado, pero eso ha cambiado.

Nuevos destinos personalizados

Actualmente los viajes de novios son cada vez más personalizados, exóticos y rompedores. Viajes de aventura,  rememorando la historia, repletos de actividades locales, adentrándote de lleno en diferentes culturas, viviendo y sintiendo realmente el destino que visitas, viajes bajo 0 y viajes extremos.

Destinos como  Las Islas Maldivas, Japón, Vietnam. Nepal, La India, Nueva Zelanda, Sri Lanka ganan terreno y serán tendencia este año 2020.Aún así no podemos olvidarnos de los grandes clásicos que nunca defraudan, como Nueva York,

Rivera Maya o Roma. Otra de las opciones disponibles son los cruceros, que te permitirán desconectar en el medio del océano y a la vez visitar varios puntos estratégicos de las diferentes rutas alrededor del mundo.

Normalmente, este viaje está pensado para que los recién casados disfruten de su tiempo a solas tras la boda y de una desconexión total. No obstante, hay parejas que deciden integrar en su luna de miel a sus hijos y organizar un viaje familiar, para así poder disfrutarla todos juntos.

Dinos en los comentarios cual sería tu destino soñado para la luna de miel y si, en caso de tener hijos, optarías por un viaje en familia.